En nuestro día a día a veces nos encontramos con obstáculos y desafíos que pueden conducirnos a un cierto grado de estrés y ansiedad. ¿Te ha pasado? Para que estés más relajado y libre de tensiones, y puedas romper con tu rutina normal explorando nuevas formas de eliminar el estrés, te comentamos estas técnicas de relajación.

Este proceso puede ser muy simple o más difícil pero, ¿por qué no probar algo diferente? Acá tenés 8 técnicas de relajación para liberar el estrés y la tensión que por lo general no entran en tu rutina diaria.


  1. Hacete masajes en los oídos
  2. El masaje de oídos es una fantástica manera de liberar endorfinas del cerebro, haciéndote sentir muy bien. Y lo mejor es que con sólo unos minutos es suficiente. Comenzá frotando suavemente los lóbulos de las orejas con el dedo pulgar y el índice. Luego apretá los bordes exteriores de las orejas hasta llegar a la parte superior. Esta parte de la oreja tiene pequeños puntos que hacen que relajes áreas específicas de tu cuerpo. Para terminar, con el dedo índice y el del medio, masajeá detrás de las orejas la parte ósea de tu cráneo.

  3. Pintá con los dedos
  4. Si pensabas que ensuciarte pintando con los dedos era estrictamente cosa de niños, ¡estás equivocado! Pintando con los dedos la vas a pasar genial, vas a poder sacar tu lado artístico, y jugar y divertirte como un niño. Es una vía para expresar tu creatividad y espontaneidad sin expectativas. ¡Esta técnica es muy divertida y relajante!

  5. Tirá abajo el living de tu casa
  6. Quizás no tanto como eso, pero sí fijate cuántas cosas tenés en tu casa, especialmente en el living, el lugar que posiblemente más usás para relajarte. Deshacete de todo lo que no necesites o lo que no uses. Regalá o doná todos los adornos u otras cosas de la casa que te sobren. Un espacio limpio y poco cargado crea un lugar de paz y tranquilidad.

    También es más fácil relajarse cuando no estás rodeado de cosas como ropa, trabajo, dispositivos electrónicos e incluso libros, debido a que tu mente subconsciente no siente que tiene cosas que hacer.

  7. Reite
  8. Sabemos que el poder de la risa hace un magnífico efecto en nuestra mente, es una de las mejores cosas que podemos hacer para sentirnos bien.

  9. Postergá
  10. Hacé una lista de cosas que tenés que hacer y no las hagas. Después, tomá la decisión de hacer algo que realmente disfrutes hacer. Si luego te sentís inspirado para hacer algo de las cosas de tu lista de cosas aplazadas, entonces hacela. Quizás realmente no tenés que hacer todas esas cosas de tu lista de cosas aplazadas o quizás otra persona las puede hacer por vos.

    Si no aceptás, no disfrutás o no te sentís entusiasmado por las cosas que tenés que hacer, no las hagas. Cuando postergás a menudo dejás ir la resistencia y se vuelve más relajada y fácil de hacer esta tarea.

  11. Sé tremendamente honesto
  12. “Ningún legado es tan rico como la honestidad”, William Shakespeare.

    ¿Te sentiste frustrado con vos mismo porque quisiste decirle algo a alguien pero no lo hiciste por miedo a lo que pueda pasar, lo que esa persona pueda pensar o cómo lo podes hacer sentir? En vez de guardarte las cosas, provocándote estrés y tensiones, ¿por qué no te dejás ir a través del poder de la honestidad? Expresá tus emociones y decíle a la gente cómo realmente te sentís, de una forma amable y tranquila. Vas a notar cuánto alivio sentís.

  13. Bailá bajo la lluvia
  14. ¿No te parece que normalmente cuando empieza a llover, la gente se molesta y se va abajo del techo rápidamente?

    La próxima vez que llueva tómate un tiempo de diversión, mojáte y bailá un poco bajo la lluvia. Involucrá todos los sentidos y disfrutá el momento. ¡Incluso canta si querés! Te vas a llevar una grata sorpresa de cuán refrescante y rejuvenecedora es esta técnica de relajación.

  15. Disfrutá de unas vacaciones en tu casa
  16. En vez de irte de viaje en tus vacaciones, quedáte en tu casa y disfrutá de unas vacaciones locales. Si querés algo de aventura, buscá alguna excursión cerca. Probá una nueva actividad como la fotografía al aire libre. Visitá una cafetería o restaurant que te parecía interesante y al que nunca tuviste tiempo de ir.


A veces nos vemos atrapados en el momento en el que estamos ocupados. Quizás con dar un paso atrás, dejar de hacer lo que estamos haciendo y buscar pequeñas pasiones que disuelven las tensiones y liberan el estrés es suficiente para crear felices experiencias.

Si te sirvieron estas técnicas de relajación poco convencionales es posible que a algún amigo también. Compartí el artículo en Facebook y Twitter, y si tenés alguna técnica distinta para relajarte dejanos un comentario contándonos.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red de gimnasios, centros de fitness, pilates, yoga, baile, artes marciales y deportes de combate. Ofrece pases libres, que te dan acceso a los distintos centros de su red pagando una única suscripción mensual, o pases diarios, que te dan acceso a un centro pagando por día de uso.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!