Los profesores de yoga suelen usar un lenguaje específico, y no me refiero al nombre de las posturas en sánscrito. Me refiero a frases que normalmente escuchamos durante la práctica. ¿Te suena esto de “encontrá tu centro” o “escuchá tu cuerpo”? Estoy seguro de que más de una vez las escuchaste, y quizás aún no te han explicado qué significan.

Si eres principiante en el yoga puede que te sientas excluido, como si no conocieras el apretón de manos de una antigua tribu. A todos nos ha pasado. Quizás fue en tu primera clase, o quizás aún no comenzaste la práctica y querés saber de antemano cómo es ese “apretón de manos”.

Acá te contamos los 5 términos más usados que deberías aprender:

  • Encontrá tu centro
  • Encontrar tu centro significa conectar con tu espíritu. Permitirte vivir en tu bondad innata. Tu centro es el lugar intangible que hace que seas una mejor versión de ti mismo. Te asegura confiar en tu intuición, te hace sentir seguro de tu propósito en esta vida y, para algunos, es el lugar donde conecta con un poder superior o Dios. Tu centro es el lugar seguro que siempre está disponible para vos, y que te renueva y te refresca.

  • Escuchá tu cuerpo
  • Escuchar tu cuerpo es simplemente no abusar de él. No hacer más de lo que crees que podés. Cuando estás en una postura que te resulta difícil, no la fuerces, te podés hacer daño. Escuchar tu cuerpo es sentir lo que está sucediendo, vivirlo, disfrutarlo.

  • Sé consciente del momento
  • Este término significa limpiar tus pensamientos de todas las preocupaciones y centrarte plenamente en lo que estás haciendo. Esta tarea puede que te resulte difícil, más si llevás un ritmo de vida rápido, donde normalmente hacés muchas cosas a la vez. Ser consciente del momento es permitirte, al menos durante la clase de yoga, prestarle completa atención al presente, al ejercicio que estés realizando, a la meditación, la relajación.

    Estar presente en el momento es simple pero lleva práctica. Con el tiempo y siendo constante podrás ser mucho más consciente de cada situación en tu vida, y no sólo en una clase de yoga. Es una forma de tomar las riendas de tu vida.

  • Escuchá tu respiración
  • Esta frase significa exactamente lo que dice. Desde nuestro primer momento en la Tierra estamos respirando, es un instinto natural en lo que normalmente no pensamos. Al practicar yoga, nos hacemos conscientes de la respiración, notando cómo nuestro cuerpo se mueve con cada inhalación y con cada exhalación.

    La respiración puede ayudarte a profundizar más en cada postura. También es un indicador de si estás trabajando demasiado duro, o si te sentís realmente bien.

  • Establecé tu intención
  • Muchas veces escucharás que tu profesor al inicio de la clase, o de una meditación, te pide que establezcas una intención. La intención es muy diferente de persona a persona, e incluso, de momento a momento.

    Por ejemplo, tu intención puede ser centrarte en la respiración, en la fuerza de tus brazos, en la flexibilidad, o intentar una nueva postura. Otro día puede que sea honrar tu cuerpo o estar presente en el momento. Pero muy a menudo esta intención es enviada hacia otras personas. La intención se siente como una especie de oración, dedicación, esperanza o deseo. Mediante la práctica de la intención en yoga, aprendemos a vivir una vida más intencional, lo que nos permite vivir a nuestro máximo potencial.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red de gimnasios, centros de fitness, pilates, yoga, baile, artes marciales y deportes de combate. Ofrece pases libres, que te dan acceso a los distintos centros de su red pagando una única suscripción mensual, o pases diarios, que te dan acceso a un centro pagando por día de uso.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!