Sea cual sea tu motivación e independientemente de las metas que quieras alcanzar, el caso es que quieres incluir el ejercicio físico entre tus hábitos. Para ello, debes encontrar el centro que te permita llevar a cabo los propósitos que te hayas marcado. Sigue los siguientes consejos para elegir el gimnasio perfecto y que mejor se adapte a tus necesidades.

  • Pruébalo antes de anotarte

  • Debes conocer el centro. Acude un día y échale un vistazo al estado de las máquinas, a la implicación de los monitores de sala con el resto de usuarios y a los programas de clases dirigidas. Estudia todos estos aspectos para estar completamente seguro de que la elección que tomas es la correcta, ya que las salas, el material y el personal debe estar a la altura de tus expectativas para que puedas completar el entrenamiento como tú quieras.

  • Personal cualificado

  • Es condición sine qua non que el gimnasio al que vayas tenga en plantilla a profesionales deportivos y de la salud para que te den la atención que mereces. No sólo necesitas unas instalaciones, también personal que te aconseje de forma adecuada.

  • Maquinaria

  • Otro requisito indispensable. Tienes que quedar satisfecho con los equipos de entrenamiento. Ten en cuenta la utilidad que estas máquinas puedan tener en tus ejercicios.

  • Masificación

  • No vas a estar sólo en la sala, sé consciente de ello, sobre todo si te acercas a horas pico como por ejemplo a la salida del trabajo. Es por eso que, probablemente, haya momentos en los que las máquinas que quieras utilizar puedan llegar a estar ocupadas.

    Estudia bien si el gimnasio te va a permitir llevar a cabo el entrenamiento o no en función de la gente que pueda llegar a haber el día que vayas a probarlo. La idea es poder entrenar conforme a un razonamiento lógico y no en función de lo que el resto de usuarios te deje hacer. Un entrenamiento que pretenda obtener resultados concretos debe seguir variables como la selección de ejercicios pero también el orden lógico de estos para maximizar el rendimiento, la densidad (tiempo de descanso entre series y ejercicios) y la intensidad.

  • Higiene y Orden

  • El gimnasio debe transmitirte una sensación agradable y limpia. Una distribución ordenada de la maquinaria y material hará que tu entrenamiento sea más efectivo. Por otra parte, la climatización de la sala y el ambiente y confort son importantes, ya que no solo las máquinas de entrenamiento deben adaptarse a ti ergonómicamente, sino que el centro también debe hacerlo.

  • Ubicación

  • Este es uno de los requisitos fundamentales. Ya no se trata únicamente de comodidad, sino de practicidad. Que esté cerca de tu casa o de tu trabajo es un motivo de peso para no poner excusas el día que te dé pereza ir "ya sea por cansancio o porque has salido tarde del trabajo". Si lo tienes lejos, por muy buenas instalaciones que tenga, probablemente caigas en el error de dejar de ir cuando tu motivación sea escasa. Con el ritmo de trabajo y obligaciones varias como atender a tu familia y demás, podrías dejar de ejercitarte si no te lo montas de la forma más cómoda y práctica posible.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red online de gimnasios y centros de fitness. Ofrece un servicio de suscripción que te da acceso ilimitado a los distintos centros adheridos pagando 1 única cuota mensual.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!