Existen varios principios sobre el entrenamiento, aceptados científicamente, que deberían ser utilizados o tenidos en consideración a la hora de planificar cualquier programa de entrenamiento, a post de favorecer el rendimiento físico.


  1. Principio de las Diferencias Individuales
  2. En este se tiene en cuenta, que tal como cada persona es única, lo más probable es que respondamos de manera ligeramente distinta a un mismo ejercicio o rutina.

    Algunas de estas diferencias entre individuos tienen que ver con el tamaño, genética, experiencia entrenando, lesiones pasadas, género, etc. Por ejemplo, una mujer puede que necesite un poco más de tiempo para recuperarse que el hombre, o atletas veteranos más que los jóvenes.

    Para llevar a cabo la planificación de una determinada rutina se debe conocer muy bien el cuerpo y la reacción ante el estímulo, no se hace de la noche a la mañana.


  3. Principio de Sobrecarga
  4. Este principio establece que el cuerpo necesita un estímulo mayor que el anterior para que repercuta sobre él y “fuerce” a generar una nueva adaptación.

    Si se trata de un músculo, del cual queremos ver aumentada su fuerza, entrenaremos con cargas cada vez mayores. Para mejoras de resistencia, el músculo deberá trabajar durante un período de tiempo mayor del que se recurre cuando es mayor la intensidad.

    En contraposición de estos estímulos, el cuerpo enfocará la regeneración de tejido, con la premisa establecida de que se le lleva a mayores límites.


  5. Principio de Progresión
  6. Este principio implica que existe un cierto nivel o umbral de sobrecarga que debe ser superado, y una franja de tiempo específico para que esta sobrecarga ocurra. Un incremento sistemático y gradual de carga de trabajo durante un período de tiempo contribuirá a resultados positivos en nuestro rendimiento y con menor riesgo de lesión.

    Si el incremento de sobrecarga es muy lento, la mejora será poco probable, pero en cambio si se produce muy rápida, se puede traducir en lesión o en daño muscular.

    Este principio conlleva a respetar la recuperación y descanso adecuados y correctos. El continuo estrés sobre el cuerpo, así como la asidua sobrecarga propician a la exhaustación y lesión.


  7. Principio de Adaptación
  8. Este se refiere a la habilidad del cuerpo de ajustarse según las demandas. Por ello, según practiquemos los movimientos específicos de algún deporte, lo conseguiremos dominar en tiempo que variará más o menos según la condición del sujeto.

    Del mismo modo, para un atleta muy entrenado, este principio establece que se hará más eficiente ante un ejercicio en concreto, produciendo un gasto menor de energía para el mismo esfuerzo.

    Esta teoría refuerza la necesidad de ir variando o rotando las rutinas de entrenamiento para no estancarnos.


  9. Principio de Uso / Desuso
  10. Este principio tiene bastante implicación del mundo culturista, sobre todo, a lo que hipertrofia sarcoplasmática se refiere.

    Atiende a la premisa de “úsalo o déjalo”, esto es, el músculo ganado es necesario continuar trabajándolo, es preciso darle al cuerpo un “motivo” por el que lo debe mantener.

    Para esto existen varios factores: la condición física de la persona, qué cantidad de tiempo se ha llevado entrenando, cuánto tiempo ha dejado de entrenar, etc.

    Si sufrimos una lesión, enfermedad, estamos con mucho trabajo, estamos de vacaciones o el motivo que sea, lo importante será el tiempo que pasamos sin entrenar, lo que motiva a dejar este nivel alcanzado. No obstante, si fuimos buenos deportistas durante el tiempo que hemos estado entrenando, en poco tiempo volveremos al mismo nivel, y sobre todo, lo superaremos en poco tiempo.


  11. Principio de Especificidad
  12. El principio, básicamente, establece que si queremos ver mejorada una parte de nuestra musculatura, o una habilidad en concreto, no nos queda otra, que entrenarla.


Estos principios, que pese a que pueden desglosarse o incluso añadir alguno más, prácticamente recogen en esencia lo que todo deportista, atleta o aficionado con cierto interés, necesitará aplicar a su plan de entrenamiento si pretende mejorar y obtener ganancias a partir de su entrenamiento.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red online de gimnasios y centros de fitness. Ofrece un servicio de suscripción que te da acceso ilimitado a los distintos centros adheridos pagando 1 única cuota mensual.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!