1. Escoge una fecha cercana. Por ejemplo el próximo sábado. Empezar un fin de semana sin el estrés del trabajo es el mejor momento. No salgas de fiesta el día anterior. Levántate pronto pero tras descansar 8 horas, toma un desayuno ligero y saludable y a correr, que es lo que más quema calorías. Empieza a activar tu musculatura y realiza entrenamientos interválicos con cambios de estímulos que te ayudarán a quemar más grasa. Si puedes visita a un profesional que te oriente.
  2. Lo primero es empezar a comer sano. Si llevas tiempo sin hacer nada y comiendo regular, por no decir mal, seguro que has acumulado algún kilo. Ya sabes: fruta, verdura, proteína sin grasa a la plancha (pavo, pollo, atún), arroz integral y mucha agua. Y sobretodo elimina el azúcar, el alcohol, los lácteos más grasos y el pan blanco. Sin pasar hambre. Hacer mucho deporte pero no cuidar la alimentación es hacer las cosas a medias.
  3. Márcate algún reto concreto y no muy lejano, y objetivos algo ambiciosos pero asumibles. Una carrera de 5/10 kilómetros o un triatlón sprint.
  4. Realiza tu vuelta a los entrenamientos de forma progresiva. Ve aumentando el ritmo conforme pasen los días. Si no, puedes pagarlo en forma de lesiones.
  5. Diviértete entrenando. Juega con tus amigos, sal a andar en bicicleta con tus hijos, corre con tu pareja, practica el boxeo, patina, lo que quieras pero no pares y disfruta de lo que haces.
  6. Rutina. Resérvate tres días por semana un hora para entrenar tranquilo. Apúntate a un club deportivo cerca de tu casa o de tú trabajo. Las distancias importan mucho en estos casos./li>

  7. Estira bien tus músculos tras los entrenamientos. Recuperar la flexibilidad cuesta pero poco a poco se consigue y redunda en la calidad de nuestra vida.
  8. La fuerza de voluntad es clave para el cambio de hábitos. No desfallezcas. Algún día puedes fallar pero no renuncies a alcanzar tus objetivos.
  9. Estrenar algo siempre ayuda en la motivación. Unas zapatillas, ropa deportiva, un reloj con GPS, etc.
  10. Y recuerda siempre que: “La salud no lo es todo, pero sin ella lo demás es nada”. Cuidar la salud, hoy, es la mejor inversión que harás en tu vida. Es un estado de completo bienestar físico, mental y social y para ello es imprescindible hacer ejercicio físico, descansar bien, seguir unos buenos hábitos alimenticios y no consumir sustancias tóxicas para nuestro organismo como el tabaco y las drogas.

Si haces bien las cosas el cuerpo tonificado aparece siempre. Puedes escoger atajos como dejar los hidratos unos días, correr en ayunas, enfocarte en las pesas unos días antes de la playa y tendrás resultados a corto plazo pero la salud es una carrera de fondo y nuestro cuerpo el reflejo de nuestros hábitos.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red online de gimnasios y centros de fitness. Ofrece un servicio de suscripción que te da acceso ilimitado a los distintos centros adheridos pagando 1 única cuota mensual.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!