1. La posibilidad de despejar la mente
  2. Salir a correr o ir al gimnasio puede hacer maravillas cuando las presiones de la vida llegan a ser demasiado o sentís un poco de ansiedad adicional. Despeja la mente del estrés, y te ayuda a concentrarte en el aquí y ahora. Es una manera de centrarse en el momento presente y no desperdiciar energía mental preocupándote por el futuro o volviendo a revivir el pasado.

  3. La capacidad de decir "SI" a la aventura
  4. ¿Querés ser capaz de aprovechar todas las oportunidades que la vida te presenta? ¿Ir a una excursión? SI. ¿Saltar en paracaídas? SI. ¿Viajar de mochilero por el mundo? SI. Sin una base sólida de salud, condición física y bienestar, la capacidad de hacer las cosas que más queremos en la vida se vuelve más y más difícil. No te lo pierdas, permitite el poder de elegir lo que hacés, en lugar de dejar que tu salud decida por vos.

  5. Los beneficios para tu cuerpo
  6. La búsqueda de una mejor salud es una de las razones principales por las que vamos al gimnasio. No tenemos el lujo de tomar nuestra salud por sentado.

  7. El factor alegría
  8. Gracias a la inundación de endorfinas, ejercitarnos puede literalmente ponernos contentos. No importa si estás triste, cansado, enojado o desinspirado. Cuando te alejás de una sesión de entrenamiento sos una persona diferente. Lo podríamos llamar factor alegría.

  9. El sentimiento de que podés hacer cualquier cosa
  10. El cuerpo humano es una máquina increíble. Rara vez pasa un día sin que nos asombremos de lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer. Desafiarte y explorar lo que tu cuerpo puede hacer en un día determinado nos motiva.

  11. Los resultados
  12. No hay nada como establecer una marca personal. Ver los resultados del trabajo duro en el gimnasio te hacé regresar por más. La sensación de poder que recibís después de una ejecución eficiente con más peso que la anterior es indescriptible. Es una sensación gratificante saber que tu entrenamiento tiene resultados reales y tangibles que no tienen nada que ver con la balanza. Saber que tenemos la capacidad de empujar nuestro cuerpo al máximo es satisfactoria. No hay mayor sensación de logro.

  13. La inyección de confianza
  14. No hay nada como los grandes logros para que sentirte bien con vos mismo. Esa es una razón principal por la que nos gusta de fitness. Entrenar mejora nuestros niveles de confianza en nuestra vida cotidiana.

  15. La fortaleza mental
  16. Cuando entrenás, flexionás más que tus músculos. Cuando chocás contra una pared en tu entrenamiento y sentís que es imposible seguir adelante, pero te obligás a empujar más allá de ella, hay un cambio radical en tu mentalidad. Empezás a preguntarte qué otras cosas sos capaz de hacer en otras áreas de mi vida. Podés aprender mucho acerca tuyo, de disciplina, de empujar tus límites y de tus capacidades cuando entrenás. Y esto se traslada a tu trabajo, relaciones, habilidades como padre y muchos otros desafíos de la vida diaria.

  17. La comida post entrenamiento
  18. La comida es un factor motivador. Muchos, en medio de un entrenamiento, cuando necesitan algo para seguir adelante, eligen una comida como recompensa. Suena gracioso, pero la idea de una hamburguesa con queso, bacon y papas fritas puede conseguir ese algo extra. Muchos también entrenan duro para poder comer cierta comida y disfrutar de la mismo sin ningún sentimiento de culpa.

  19. El poder de inspirar a otros
  20. A veces, las acciones dicen más que las palabras. Una de las razones por las que se entrena es liderar con el ejemplo. Demostrar que los pequeños cambios producen grandes cambios con el tiempo. Si todos se presentan listos para entrenar, todos se benefician. Somos como con quienes nos rodeamos. Queremos inspirar a otros a cambiar.

  21. Los niños
  22. Así como tus hábitos en cuanto al fitness pueden influenciar a tus sus amigos y compañeros, también tienen un impacto directo en la próxima generación. Como padre, podés ver como tu rutina de ejercicios diaria tiene un impacto positivo en tu hijo. Sabiendo que su padre se preocupa por su salud, tu hijo también desarrollará un profundo respeto por su cuerpo.

  23. Las conexiones
  24. A veces entrenar no es sólo acerca del ejercicio. Se trata también de la compañía. Sentir que pertenecés. Es una buena manera de conseguir un poco de interacción real, humana.

  25. El efecto anti-envejecimiento
  26. ¿Querés sentirte más joven? Entrenar puede hacerte lucir más joven. Nunca es demasiado tarde para detener el reloj. Estudios muestran que mantenerse en forma también puede ayudar a mejorar la densidad ósea con la edad.

  27. El amor por el sudor
  28. Hay que admitirlo, a veces no hay nada mejor que trabajar duro y sudar. El sudor es un producto tangible de ese trabajo duro.

  29. La presión de lograr tus objetivos
  30. Si no tenemos un objetivo, es mucho más probable que abandonemos. Tener tanto metas específicas como objetivos a largo plazo es muy importante.

  31. El impulso
  32. ¿Te acordás lo doloroso que fue la primera vez que trataste de correr 5 km? Empezar a hacer algo es la parte más difícil, sobre todo cuando se trata de actividad física. Muchas veces nos entrenamos sólo para mantener la inercia.

  33. El hábito
  34. Después de aproximadamente un mes se va a empezar a sentir raro no ir al gimnasio. No podemos necesariamente controlar el resultado, pero podemos controlar el ser constantes, persistentes, estar enfocados y nunca faltar. Si nos centramos en el entrenamiento diario en el gimnasio, entonces los resultados son inevitables.

  35. El tiempo para uno
  36. A veces no es malo ser egoísta. Ese intervalo de tiempo está completamente dedicado a vos y nadie más. Cuando te cuidás a vos mismo, podés manejar los desafíos que te presenta tu día. Entrenar antes de empezar el día puede ser una manera de aclarar tu mente. Tomate un tiempo para cuidarte y pensar en vos antes de tener que empezar a cuidar y pensar en todos los demás.

  37. Porque podés
  38. Una cosa que nos lleva a empujar más allá de las fronteras y a no caer en la pereza es pensar en todas las personas que darían cualquier cosa para ser capaces de mover sus cuerpos de una manera dinámica, pero no pueden por alguna razón.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red online de gimnasios y centros de fitness. Ofrece un servicio de suscripción que te da acceso ilimitado a los distintos centros adheridos pagando 1 única cuota mensual.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!