1. Mito: Levantar pesas te hará ganar demasiado músculo.
  2. Esta es una de las mayores preocupaciones de las mujeres que están considerando iniciar un programa de levantamiento de pesas. Pero a menos que también estén consumiendo muchas calorías, sus músculos crecerán a un nivel normal y saludable. Hay que realmente trabajar para cada gramo de músculo que se gana, y no es tan fácil conseguir músculos grandes como la mayoría de las mujeres piensa.

    Verdad: Con una alimentación adecuada, el levantamiento de pesas creará un físico más esbelto, no uno más voluminoso.

  3. Mito: El músculo se convierte en grasa si dejas de levantar.
  4. Tendría que magia involucrada para que el músculo se convierta en grasa, ya que son dos cosas completamente diferentes. El músculo no se convierte en grasa, y la grasa no se convierte en músculo. El músculo, por el contrario, ayuda a quemar grasa.

    Verdad: El músculo no pasará a estar flácido si te tomas algo de tiempo libre, y el músculo en realidad te ayudará a quemar grasa.

  5. Mito: Es mejor trabajar un grupo muscular por día.
  6. A menos que seas físicoculturista, no siempre es lo mejor entrenar la espalda un día y las piernas otro día. Sugerimos un entrenamiento de alta intensidad por intervalos o un entrenamiento en circuitos, que están diseñados para ayudar a desarrollar los músculos, aumentar la capacidad aeróbica, quemar calorías y mejorar el tiempo de recuperación. Cualquier programa que elijas, tienes que tener en cuenta que los músculos necesitan generalmente alrededor de un día para recuperarse. Por lo que es importante variar los entrenamientos para no hacer el mismo entrenamiento de cuerpo completo todos los días.

    Verdad: Elige ejercicios compuestos que trabajen más de un grupo muscular a la vez para un entrenamiento más efectivo en un período de tiempo más corto.

  7. Mito: Levantar mucho peso es la única forma de obtener resultados.
  8. Estudios han demostrado que menos peso y más repeticiones puede ser igual de eficaz para desarrollar los músculos que más peso y menos repeticiones. La clave es levantar hasta el punto de fatiga. De hecho, ejercicios con el peso de tu cuerpo pueden ser tan efectivos, o más, que comprometerte exclusivamente a las pesas.

    Verdad: Varía tu entrenamiento mediante la mezcla de ejercicios con pesas con mucho y poco peso, y ejercicios con el peso de tu cuerpo.

  9. Mito: Levantar pesas es malo para las articulaciones.
  10. Es un error común pensar que el levantamiento de pesas aplica una carga dañina a las articulaciones. Sin embargo, estudios descubrieron que cuando las personas que sufren de dolor en las articulaciones de rodilla realizan ejercicios de soporte de peso, experimentan una reducción del 43 por ciento en el dolor después de cuatro meses. También vieron mejoras para realizar las tareas diarias y reportaron una mejor calidad de vida que aquellos que no hicieron un entrenamiento de fuerza. Esto se debe a que este entrenamiento puede ayudar a aumentar la fuerza de las estructuras que se encuentran alrededor de las articulaciones, haciendo que estas se encuentren mejor respaldadas.

    Verdad: El levantamiento de pesas desarrolla los músculos que ayudan a amortiguar los impactos y proteger las articulaciones.

  11. Mito: Levantar pesas provoca presión arterial alta.
  12. Durante años, las personas con hipertensión han sido advertidas para que se mantengan alejadas del levantamiento de pesas, ya que podría aumentar aún más la presión arterial. En realidad, al igual que con el ejercicio aeróbico, el levantamiento de pesas puede reducir la presión arterial sistólica y diastólica en un dos y cuatro por ciento respectivamente. Y sólo con dos o tres sesiones a la semana se pueden empezar a ver resultados positivos.

    Verdad: Con el tiempo, el levantamiento de pesas puede reducir la presión arterial y hacer que tu corazón este más sano.

  13. Mito: Levantar pesas disminuye la flexibilidad.
  14. Si se realiza correctamente, levantar pesas puede tener el efecto contrario. Estudios descubrieron que el entrenamiento de resistencia mejora la flexibilidad, así como el estiramiento estático. La clave es trabajar a través de un rango completo de movimiento mientras se levanta.

    Verdad: Utiliza un rango completo de movimiento al levantar pesas para mejorar la flexibilidad.

  15. Mito: Las máquinas son más eficaces que las pesas libres.
  16. Todo lo contrario. Las máquinas aíslan los músculos y fuerzan a que tu cuerpo se mueva en un solo plano de movimiento, lo que puede limitar tu rango de movimiento y resultados. Por el contrario, se ha demostrado que el levantamiento de pesas libres utiliza más músculos y puede llevar a ganar mayor fuerza.

    Verdad: El levantamiento de pesas libres imita el movimiento natural y crea una mayor actividad muscular que las máquinas.


Acerca de SinRutina

SinRutina es una red online de gimnasios y centros de fitness. Ofrece un servicio de suscripción que te da acceso ilimitado a los distintos centros adheridos pagando 1 única cuota mensual.

¡Entrá en el sitio y empezá a entrenar!