Comienzo de mi carrera deportiva

Escrito por Ariel Suárez, Mayo 29, 2014

Mi nombre es Ariel Suárez, deportista, representante olímpico y mundial de la selección argentina de remo.

Mi comienzo en el deporte fue desde muy chico ya que mi padre, fanático del fútbol, tenía la paciencia y las ganas de que fuera alguna vez deportista y más aún futbolista. Todos los fines de semana me llevaba a jugar, pendiente de mí se tomaba el tiempo de enseñarme y entrenarme por su cuenta antes y luego de los entrenamientos (recuerdo que me levantaba muy temprano para que corriera así me entrenaría más que mis rivales).

Nací y viví en un barrio muy humilde de la localidad de San Fernando. Desde chico, para ayudar a mi familia, en mis vacaciones de la escuela tenía que trabajar en una panadería haciendo limpieza y demás cosas que se necesitasen. Durante el año hacía muchas cosas desde vender cosas al costado de la Panamericana (ej.: lombrices, sandías, artículos de pesca, etc.) hasta ayudar a mi padre a trabajar en jardinería. Pero bueno, no me quejo ya que eso forjo mis ganas de progresar y de ser buena gente y más aún de llegar a ser algún día deportista.

Llegando a mis 14 años tuve en la vida una falta muy importante ya que falleció mi padre, que era el sostén de la familia. Con mi madre a cuesta de la familia, mi hermano y yo tuvimos que salir a trabajar sea como sea, yo tuve que tomar la decisión de dejar el fútbol por falta de dinero y por salir a trabajar de alguna forma. Comencé a trabajar en una panadería desde abajo, limpiando latas y otras cosas, luego fui subiendo hasta llegar a ser panadero, pero no me alejé del deporte ya que en mis horas libres de noche me iba al gimnasio a hacer fierros (uno de mis sueños es ser físico culturista). Hasta la edad de los 20 años mi vida sería ser panadero pero el deporte y el auto rendimiento llegaron a mi vida, un entrenador que tuvo la visión en mí de verme como deportista y como remero me convenció después de que mis respuestas fueran NO. Terminó por convencerme y así tomé la mejor decisión de mi vida, meterme en el deporte, cuando ya todo el mundo decía que era muy grande para comenzar un deporte, cuando todos decían que no iba a llegar, me aferré a la gente que confiaba en mí (la familia y amigos) y así fue como comencé mi carrera deportiva como remero.