Todo sobre la hidratación: antes, durante y después del ejercicio

Escrito por Sin Rutina, Noviembre 05, 2015

El organismo utiliza la sudoración como mecanismo para lidiar con la hipertermia y tratar de mantener constante la temperatura corporal, al menos dentro de unos rangos no peligrosos. El problema con el que nos encontramos es que esta pérdida de líquido, si no es repuesta, puede provocar un cuadro de deshidratación que afecte a nuestro rendimiento o incluso ponga en serio riesgo nuestra salud.

Ya casi nadie pone en duda que la deshidratación afecta al rendimiento, pero sigue existiendo debate sobre la cifra a partir de la cual se observan sus efectos perjudiciales. Parece que donde más consenso hay es en que se empezaría a notar una merma en el rendimiento cuando, debido a la propia sudoración, perdemos un 2% de nuestro peso corporal.

Algunos proponen que los deportistas deberían beber cuando sientan sed y en la medida que saciar dicha sed requiera, pero estudios muestran que se puede llegar a perder hasta un 3% del peso corporal. La sensación de sed no puede ser el único indicador a tener en cuenta cuando se espera una gran deshidratación, ya sea por la naturaleza del deporte o bien por las altas temperaturas y/o humedad en el momento en que se realiza.

El exceso de hidratación (hiponatremia) también puede afectar a nuestra salud. Se están encontrando graves problemas de salud en deportistas aficionados debido al exceso de hidratación (hiponatremia) con bebidas deportivas por considerar que un mayor consumo incrementa el rendimiento.


Comer sano, comer bien

Escrito por Dr. Gustavo Kliger, MN 67999, Médico Nutricionista Universitario, Abril 09, 2015

Alimentarse, además de ser una de las necesidades básicas del ser humano, constituye una de las actividades familiares y sociales más importantes. En la selección de los alimentos y la organización de las comidas influyen la historia, la cultura y el medio ambiente, además del gusto y las preferencias individuales.

Comer sano significa ingerir, en forma moderada, alimentos variados que proporcionen un equilibrio de nutrientes. Es importante elegir alimentos de origen vegetal, como cereales, legumbres, hortalizas y frutas, lácteos preferentemente descremados y carnes magras. Asimismo, se debe controlar el consumo de aquellos que contienen un alto nivel de grasas, azúcar y sal.

Muchas veces, la información escasa o errónea, la falta de tiempo y los malos hábitos pueden hacer que nuestra alimentación no sea la adecuada, propiciando así la aparición de enfermedades. Para evitarlo, es necesario incorporar hábitos saludables como los siguientes:


La importancia de tomar agua

Escrito por Asociación Argentina de Dietistas y Nutricionistas Dietistas (AADYND), Marzo 26, 2015

El agua es el principal componente de nuestro cuerpo: representa el 60% del mismo. Por eso, resulta imprescindible para la vida, ya que es esencial para desarrollar las funciones vitales del organismo.

En los meses de altas temperaturas se transpira más de lo habitual, entonces resulta necesario tomar la cantidad de agua suficiente para prevenir la deshidratación -que se genera cuando la eliminación de líquido supera a su ingesta- y para prevenir golpes de calor.

A fin de evitar la deshidratación, es importante prestar atención ante los siguientes síntomas: